info@traduccioneschino.es
606.840.893

Comprar y vender en China

18 Febrero, 2017

Los profesionales de sectores como la electrónica, informática, moda, asesoría o alimentación están de acuerdo en afirmar que es complicado presentarse en la cadena de venta al por menor en China.

Se necesitan varios canales de venta para llegar hasta los consumidores en China. Las redes locales de distribución junto con las plataformas online como Tmall o Wechat son los canales más importantes. En ocasiones, estos medios son impermeables, difíciles de acceder o simplemente tan masivos que se pasa desapercibido ante la cantidad de información. Otra dificultad añadida es que las informaciones de los consumidores y de las ventas no están disponibles.

Tmall, propiedad de Alibaba, alcanzó 57.000 millones de yuanes en ventas durante el particular día 11.11 apodado del soltero.  Los consumidores eligen Tmall por su sistema de pago Alipay, también propiedad de Alibaba. La política de devoluciones que proporciona confianza y la gran variedad de productos son otros alicientes para elegir este método. A su vez las empresas eligen Tmall por su desmesurada base de datos de consumidores. Abrir una tienda online en Tmall es sencillísimo y puedes hacerlo en pocos minutos. La plataforma es ideal para encontrar fácilmente los mejores precios de un mismo producto y consecuentemente las empresas tienen que reducir sus márgenes para posicionarse y obtener ventas a largo plazo. Mientras tanto, Tmall por supuesto no comparte la información de sus clientes con otras empresas.

Wechat es la aplicación más popular de mensajería en China con 470 millones de usuarios activos. La compañía de Tencent permite a los consumidores conectar con empresas para comprar o recibir servicios. Con Wechat se puede pagar en establecimientos u online. Wechat proporciona a las empresas una plataforma para sus ventas, marketing, pago a través del móvil y otros servicios. De la misma manera que Tmall, las empresas no tienen acceso a la información de los clientes.

Las redes de distribución locales tienen relaciones muy estrechas con sus clientes, conocimiento profundo sobre el mercado local y una gran velocidad de venta. Sin embargo los distribuidores son intermediarios que manejan mucha información valiosa y controlan los precios y las promociones. Los suministros son limitados y las empresas puedan perder su reputación fácilmente por productos falsos anunciados bajo su marca ante la escasez o situaciones embarazosas similares.

Las empresas extranjeras que cosechan éxitos en China aconsejan introducirse estratégicamente en todos los canales de distribución posibles. Conocer Tmall, Wechat y los sistemas de distribución local es fundamental para ser competitivo en este gran mercado.

Vender en internet en China